Nuestra Historia

Corría el año 1847, cuando llega a Castro Urdiales la primera trainera, patroneada por un tal “Anduiza” y contra lo que en un principio se podría suponer, no tiene que ver directamente con la actividad pesquera, si no con la vigilancia y persecución de los contrabandista a lo largo de la costa de la Villa.

En julio del año 1861, con motivo de la estancia  de la reina Isabel II en Santander, se disputa en Santander una regata de traineras, en la que tomaban parte los mejores remeros del litoral. Embarcaciones de distintos puertos vizcaínos se enfrentaron a dos traineras de Castro. Una patroneada por Ignacio Ruiz y la otra al mando de José Ahedo. Tras una lucha titánica, fue la trainera de José Ahedo la que hendía la meta en supremo esfuerzo de la victoria. Seguida a pocas brazas de la de Ruiz.

Gesta que quedaría inmortalizada por los versos de García Gutiérrez y la música de Barbieri en la “Jota del Regateo”.

Cabe destacar a finales del siglo XIX al patrón Ambrosio Bedialauneta, vencedor en multitud de regatas de las que se disputaban entre las traineras del cabildo castreño.

En la década de los años veinte, los castreños patroneados por Simón Barquín, compiten en las regatas de Santander con la trainera “Joven María”.

A partir de 1930 es cuando la trainera de Castro consigue unos tiempos meritorios como para llamarla «la invencible», patroneada por Dionisio Iriberri “Pelucu”, Y no pasó a la historia de La Concha por la mala suerte del primer día de competición, pues en la segunda jornada marcó el mejor tiempo, y además estableció una marca que se tardó en batir. Como en todos los puertos, los remeros tienen que dejar las competiciones para ganarse el pan en otras actividades. Pero como los castreños llevamos en la sangre la afición al remo, en los años 40 sale la trainera al agua, siendo patrón Evaristo Aspirez, y Castro -como siempre- está entre los mejores.

En el año 1944, la embarcación de Castro gana el Campeonato de España en la modalidad de bateles.

En 1949, Castro, en aguas del Nervión, se proclama campeón de España en trainerillas.

En 1950, Castro forma una tripulación con remeros de Iberia y de Sestao, ganado el campeonato de España de traineras, título que no fue reconocido, por lo que este año quedó sin ganador. Las obligaciones del trabajo en la mar de los remeros castreños no les permiten competir en los campeonatos durante unos años; sin embargo, son algunos jóvenes marineros los que de vez en cuando compiten en las embarcaciones más pequeñas, que son los bateles, que al final tuvieron que colgar en los locales que tenía el Ayuntamiento debajo de las antiguas escuelas, hoy el mercado del pescado.

Pero la tradicional afición al remo de la gente del mar hace que, en el año 1966, unos marineros y veteranos remeros de Castro se desafíen con Santurce, siendo el comienzo de una nueva etapa remera.

Siendo su presidente Vicente Herrera, el club prepara un batel que participa en la primera regata de bateles celebrada en Castro, el día 15 de agosto de 1966.

La Sociedad Deportiva de Remo Fue formada por un grupo de amigos, siendo su primer presidente Juan Carlos Verde. El 30 de noviembre de 1966, la SDR Castro participó en la primera regata no oficial con el batel «Castreñuco», siendo patrón Chelín Lazcano.

En 1968, Castro fue campeón de España en la modalidad de bateles, con el patrón Evaristo Aspirez. El Otro batel de SDR Castro quedó segundo en este campeonato. Este año Castro participó en el campeonato de España de trainerillas, representando a Cantabria como campeón provincial.

La SDR Castro cambió de directiva en 1969, presidida por Salva Barquín. En este año, las competiciones de bateles son regulares, y en trainerillas Castro es casi invencible, siendo patrón Carmelo. Sólo le gana Pasajes de San Juan, en San Sebastián.

1970, el año de La Castreña. El Presidente de la SDR Castro es Carlos Soba. La SDR Castro se anima por la temporada anterior en trainerillas, y encarga la trainera a Ikaceta. Al inicio de esta temporada se ganó en Astillero con el patrón de Castro Evaristo Aspirez. En este año se participó en importantes regatas con buenos resultados. También se ganó el campeonato del Cantábrico de trainerillas en Bermeo.

1971, presidente Vicente Herrera. Este año fue regular en todas las categorías. En trainerillas, Castro representó a Cantabria como campeón provincial en el campeonato de España celebrado en San Sebastián, no siendo bueno el resultado.

1972, presidente José Lazcano (Chelín). El año se pasó regular porque los remeros eran nuevos, pero lo importante era seguir con ilusión.

I Bandera de Castro En el año 1973 comenzó una etapa importante de la mano del presidente Chechu Villanueva. Se participó en bateles y trainerillas. Como campeón provincial represento a Cantabria en el campeonato de España de trainerillas, celebrado en Luanco (Asturias). Este año la directiva de la SDR Castro apostó fuerte y sacó La Castreña, aún sabiendo que no se iba a hacer un buen papel, pero se hizo teniendo en cuenta que este año se celebraba la primera bandera de Castro y tenía que participar la trainera de Castro. Esta I bandera fue ganada por Orio.

1974 Se construye una nueva trainera bautizada con el nombre «La Marinera» y la directiva de la SDR Castro trae a un hombre mítico del remo, Ignacio Sarasua (el Viejo). Este año se gana el campeonato provincial, la Copa del Generalísimo (Copa de España) y se logran otros buenos resultados.

En 1975 se gana otra vez el campeonato provincial y al final La Marinera gana en la tanda de honor a San Juan, Orio y Lasarte.

1976, un año difícil, aunque La Marinera empezó ganando, sufrió el primer tropiezo en la competición provincial, celebrada en Santander. Pero Castro seguía estando entre los mejores. Las diferencias con Ignacio Sarasua y Carmelo García (el patrón de La Castreña durante muchos años) deja el club.

1977, presidente Chechu Villanueva, con Sarasua como técnico y Evaristo Aspirez de patrón, se logran triunfos en el campeonato provincial y en otras regatas, pero el cansancio obliga a Chechu a dejar la presidencia después de cinco temporadas.

1978, presidente José Miguel Rodríguez «Kaika». Técnico y patrón Carmelo García. Este año fue duro para Castro, pero se participó en todas las mejores regatas del Cantábrico: La Concha, El Nervión y Zarauz, logrando unos resultados aceptables.

1979, sigue Kaika de presidente, Carmelo García deja el club por cuestiones de trabajo. Ignacio Sarasua vuelve a ser preparador y Vicente Korta se incorpora a Castro, Evaristo Aspirez es el patrón. Este año se consiguen buenos puestos y se sigue estando en las mejores regatas, consiguiendo el 2 puesto en el Campeonato de España en Guetaria, siendo Vicuña patrón.

1980, La Marinera sigue estando entre los mejores.

En el año 1981 obtiene uno de los mejores resultados, quedando campeón provincial, siendo preparador, Vallejo, (un remero de Santurce).

1983, en el dique seco. Este año La Marinera estuvo en Pedreña. Chechu Villanueva fue quien otra vez tuvo que tirar del carro y sacar nuevamente a La Marinera con un mes de entrenamientos y sin hacer caso a la directiva, que no quería participar en la eliminatoria de La Concha, se presenta La Marinera, segunda. El día de la regata por no querer estar en la tanda con Orio, que no estaba clasificado, los responsables de Kaiku, Zumaia y Castro son castigados. A Carmelo patrón de Castro, le castigan con 6 años, pero fue indultado a los 2 años. Este año fue el único en que La Marinera no estuvo en la regata de la bandera de Castro.

La Marinera siguió participando en todos los campos de regatas del Cantábrico, obteniendo resultados variados, pero participando que es lo más importante.

Agustín Anglada Blanquet llegó a la Junta Directiva de la S.D.R. Castro Urdiales en 1993 como tesorero siendo Vicente Korta Elizondo y se empieza a reflotar el remo en Castro de forma laboriosa y difícil. En las siguientes temporadas, se obtienen escasos resultados hasta que, en 1996, se llega a una situación en la que o se encuentran revulsivos o el club se cierra, ya que apenas había remeros.

Llegado este momento, Agustín Anglada se plantea incorporar como entrenador a José Luis Korta Elizondo, referente del remo en el cantábrico. Con la ayuda de Vicente Korta y tras casi dos años de viajes, reuniones y negociaciones con políticos, empresarios para conseguir los recursos económicos y materiales, el objetivo de fichar al técnico se materializa en noviembre de 1998.

Conseguido este impulso, cuando aún se accedía a las regatas por invitación, se plantea como objetivo que “La Marinera” sea invitada a todas las regatas que se disputan en el cantábrico, en un momento en el que Euskadi está comenzando a organizar una liga que integra las diversas banderas que organizan los equipos del País Vasco. Esto supone un nuevo impulso para nuestro club, ya que no participar en ella excluiría a La Marinera a disputar tan solo campeonatos federativos y banderas cántabras.

Agustín Anglada dedicó mucho esfuerzo a relacionarse con clubes vascos y sus federaciones hasta conseguir que Castro participara en la Liga Vasca de Traineras, lo que provocó fuertes críticas desde algunos estamentos cántabros. Esta nueva liga tiene como objetivo crear una gran competición, pero después de varios años de dominio castreño se empieza a cuestionar nuestra participación.

Mientras tanto, el trabajo de José Luis Korta comienza a dar sus frutos en lo deportivo, ganando banderas ya en su primera temporada, entre la que destaca la “Bandera Ciudad de Castro Urdiales”. Además, se crea la Bandera Caspán y se diseña el actual campo de regatas  de la ensenada de Brazomar. En el año 1999 se consigue la primera bandera en aguas de Guipuzkoa y se logra la clasificación para la bandera de La Kontxa.

Fue el 24 de Julio de 2001 cuando, antes de la Ikurriña de Santurtzi, dimite Vicente Korta dimite como presidente y toma el relevo Agustín Anglada Blanquet.

Ese 24 de Julio, La Marinera se hace con dicha bandera y comienza una década de dominio del remo cántabro. Fue la primera de las 11 banderas que se lograron en aquella temporada, incluidas las cosechadas en el Campeonato de España y la Bandera de La Kontxa en épicas regatas. Además, se consiguió la Liga Vasca.

En el año 2002 continúa el dominio de la S.D.R. Castro Urdiales que se confirma con la consecución de la Bandera de La Kontxa. Para la temporada 2003, la S.D.R. Astillero ficha a casi la totalidad de la banda de estribor de La Marinera. A partir de ese momento, el club comienza una dinámica de pagar sueldos muy elevados a los deportistas difícil de sostener , lo que, sumado a la inexistencia de un plan económico consolidado , provoca el inicio del endeudamiento del club.

Sobre la organización de la competición, el presidente sigue encauzando negociaciones en pos de conseguir una liga por encima de la tutela de las federaciones de remo y consiguió establecer contactos sólidos con el presidente de Cantabria, el director de deportes del Gobierno de Cantabria y el consejero de deportes del Gobierno Vasco, con quien mantuvo contactos para, teniendo como espejo la Asociación de Clubes de Baloncesto y la Liga Profesional de Pelota, crear la ACT  (Asociación de Clubes de Traineras). Después, se unió al proyecto la Junta de Galicia y se formó dicha asociación.

Otro de los éxitos de Anglada, fue la negociación con las autoridades locales para construir un pabellón de remo.

A partir del 2003 y coincidiendo con la vorágine de fichajes promovida por la S.D.R. Astillero que encareció el mercado de fichajes, el club decide entrar en esa competencia sin sostén económico posible en vez de competir en base a las posibilidades del club.

En esta época, las últimas corporaciones municipales mantenían una posición hostil con el club y fueron saboteando partidas que ya se habían negociado, influyendo en la retirada de uno de los principales patrocinadores de las pasadas temporadas y negándose a subvencionar banderas que desde el principio estuvieron ligadas al Ayuntamiento de Castro Urdiales, que eran el mayor evento deportivo y de cobertura por televisión que se habían celebrado en Castro Urdiales.

Como consecuencia, Anglada comenzó a solicitar préstamos a amistades, a directivos y a endeudarse a nivel personal y comenzó a contar con ingresos que a la larga no se materializaban. Del mismo modo, se contrataba a los remeros en base a promesas que no se podían cumplir. En lo deportivo, continuaba el dominio del club y en lo económico seguía apostándose con fuerza con la esperanza de conseguir un gran patrocinador que aportase la cantidad necesaria para disminuir la deuda. Ese patrocinador nunca llegó.

Después de una época de sequía deportiva, no exenta de tensiones, al poco de comenzar la temporada 2005, se aborda el cese de José Luis Korta como técnico. No hay unanimidad en la directiva y en la última reunión se acuerda su cese debido al deterioro de las relaciones. Al día siguiente, Korta pidió continuar prometiendo poner todo de su parte para sacar la temporada adelante, y, al final, para sorpresa de casi toda la directiva, continúa como entrenador. Esta campaña fue buena, disputándole la hegemonía a Astillero y con un buen papel en la bandera de la Kontxa que, se no ser por pequeños errores, hubiera significado el tercer triunfo castreño.

Al inicio de la temporada 2006 las tensiones entre directiva y técnico iban en aumento y Korta amenazó durante toda la campaña a la directiva con abandonar el club al término de su contrato. En cuanto a lo deportivo, fue una gran temporada que culminó con la consecución de la Bandera de La Kontxa, prueba en la que el club hizo historia al ser la primera tripulación en bajar de los 19 minutos. Al término de la temporada, Anglada decide prescindir de José Luis Korta y presentar a Juan María Etxabe como nuevo entrenador.

La temporada 2007 trascurrió sin éxitos deportivos y en 2008 se incorporan al club un buen número de remeros con el fin de crear una buena plantilla y Joseba Fernández como ayudante de las categorías inferiores. En esta temporada, se conforman un gran batel y trainerilla con los que se consiguen sendos Campeonatos de España. En trainera se ganaron 8 banderas en la ACT y se consiguió la cuarta Bandera de la Kontxa.

En la siguiente temporada, se revalidaron los títulos nacionales en botes cortos y en lo referente a las traineras, se batió el record de banderas conseguidas por un club en la ACT con un total de 13. De la mano de José Luis Korta, surge en Kaiku un fuerte rival que arrebata a la trainera castreña el Campeonato de España y la Bandera de La Kontxa.

En el año 2010 se acentúan las tensiones ligadas a la precaria situación económica del club. En la ACT se ganaron varias banderas, ente las que destaca la Bandera Flaviobriga donde se impuso La Marinera con autoridad. Después de este triunfo, Castro llegaba como favorita para ganar la Bandera de La Kontxa, pero grandes tensiones en el seno del club una semana antes de la clasificatoria provocó que la S.D.R. Castro Urdiales no consiguiera entrar entre los 7 barcos más rápidos. Nadie se explicaba un fracaso tan estrepitoso.

Al final de la temporada se plantea la continuidad de Joseba Fernández, pero esta decisión no es unánime y la posición de Joseba Fernández queda muy debilitada. En esa reunión, anuncia su dimisión como directivo José María Vizcaya, aunque continuó colaborando con el club en asuntos administrativos con federaciones y asociaciones de clubes algunos años más.

En la temporada 2011 y a pocos días del inicio de la temporada se anunció la destitución de Joseba Fernández como entrenador en detrimento de José Cuero en una situación de extremas dificultades para el club. En esta temporada, las deudas del club con entrenadores, proveedores, deportistas… ya eran públicas y evidentes.

El declive continúa en las temporadas posteriores y los descensos se consuman año a año hasta situarnos en la última división del remo.

Agustín Anglada continuó en temporadas posteriores  para formar plantillas y las penurias económicas se acentuaron hasta su fallecimiento, quedando el club en el pozo más profundo.

Agustín Anglada Blanquet  fue el principal responsable, dentro de su parcela, de los principales éxitos deportivos, organizativos, infraestructurales… que alcanzó la S.D.R. Castro Urdiales. Fue un trabajador incansable, con una capacidad para relacionarse a todos los niveles. Capaz de reunirse con empresarios y políticos al más alto nivel nacional, autonómico y local por el beneficio del club que presidía. Sin embargo, también fue víctima de su propia ambición y no supo frenar y templar el ánimo cuando se atisbaron los primeros síntomas de que estábamos alcanzando el límite.

Ahora, pasado un tiempo, podemos denominar a esta etapa como la época prodigiosa del remo en Castro-Urdiales. Época en la que, aprovechando la finalización del paso por Castro de la autovía del Cantábrico, la expansión del sector de la construcción y coincidiendo con un periodo de bonanza económica se dio la oportunidad de dar un gran impulso a nuestro Club.

Es indudable que este empujón no hubiera sido posible sin el trabajo, la dedicación y el compromiso de una amplia junta directiva y un gran equipo de colaboradores que, con una enorme voluntad, se sumaron a esta labor y en la que podemos destacar a Pedro Abad, Daniel Laiseca, Rafa Santoveña, Avelino Velar, Antonio De Diego Bonaechea, Jesús «Comillas» y seguro que un largo etc… como Ibañez, Pedro Olano, Julia Velez, Mariasun con una dedicación más intermitente.

Es de mérito destacar a Antonio De Diego Bonaechea, remero de «La Marinera en los años 70-80, debido a que fue el primer presidente de la actual S.D. Remo Castreña, que tiene su origen en la decisión de la S.D.R. Castro-Urdiales de contar con una segunda embarcación para disputar diversas pruebas federativas en Cantabria y que después, en la temporada 2013 se convierte en el Club representativo de Castro en la ACT, competición en la que recibe los derechos de la S.D.R. Castro, remando en las regatas con nuestra embarcación emblemática «LA MARINERA».

Desde entonces venimos compitiendo en traineras, trainerillas y bateles, así como formando nuevos remeros y compitiendo con normalidad pero con irregulares resultados, sobre todo debido a la grave crisis económica que atravesó el Club, con algún ascenso de mérito a la ARC-1, hasta asentarse en la ARC-2.

Las últimas temporadas, hasta la defunción de Agustín, fueron devastadoras para el Club hasta el punto de perder apoyos en la escasa Directiva, lo que motivó que esta convocara una asamblea de socios finalista, con la decisión de dimisión irrevocable de toda la Junta Directiva y con la posible consecuencia de nombrar una comisión gestora de socios con la finalidad de liquidar el Club. Dicha Asamblea se celebra el 26 de agosto de 2017 en el Pabellón de Actividades Náuticas. In extremis, un grupo de aficionados presenta una candidatura encabezada por Eduardo Lazcano Romaña y consigue en votación un apoyo mayoritario de los socios asistentes.

Una vez reunidos la nueva Junta Directiva queda así constituida:

PRESIDENTE: EDUARDO LAZCANO ROMAÑA.

VICEPRESIDENTE: FERNANDO RUIZ LLAVE.

SECRETARIO: GOIO VILLAR BLANQUET.

TESORERO: ALBERTO LLANO ANGULO.

VOCAL: MARCOS MURO ORTEGA.

Después de la asignación de cargos, en la Directiva se acuerda fichar como director deportivo y entrenador a Enrique Vitoria Aguinaga (Kike) así como intentar un acercamiento con el otro Club de Castro, A.N.C el cual resultó baldío puesto que este ya había decidido competir contra «LA MARINERA», formando un Club paralelo y con el mismo formato, compitiendo en remo de banco fijo en todas las categorías y modalidad de embarcaciones.

Después de la temporada 2017 que se salvó con muchas dificultades, la nueva directiva comienza a recuperar los medios del gimnasio y mejorar las condiciones para los entrenamientos de invierno, con la idea también de recuperar la Escuela de Remo que había sido acaparada por el otro club durante los últimos cuatro años. A pesar de esto, la plantilla para trainera se veía reducida a seis remeros que mantuvieron la convicción de que al final la nueva directiva conseguiría nuevos deportistas para completar y competir en la temporada de 2018. Y no estaban equivocados. Este hecho se produjo al filo del plazo dado por la ARC y a finales de mayo, aprovechando descartes de otros clubs, entre los que destaca el club de Camargo firmando cesiones con la condición de que remasen en Castro. Este gesto digno de agradecer nos permitió, in extremis, competir en la temporada de trainera, en la que si bien no salimos de la última tanda hicimos alguna regata de mérito como la de la Bandera Ciudad de Castro-Urdiales ganando nuestra tanda con autoridad.

Entretanto la nueva Directiva se había visto con ánimos para preparar con tiempo la siguiente temporada y el mismo día 15 de agosto presentó, a los socios y aficionados, el nuevo cuerpo técnico del Club, ratificando a Kike Vitoria en remo masculino y categorías base, a Javier Pérez como Técnico de remo femenino, a Francisco José Vilella y a Sergio Gondra como preparador físico. Todo este equipo coordinado por Goio Villar como director deportivo y Marcos Muro como director técnico de categorías base.

En los primeros meses de trabajo para la temporada 2019, se nota un gran crecimiento en la Escuela de Remo, llegando a presentar hasta catorce tripulaciones en las regatas de la Liga Cántabra de bateles. Por el contrario se manifiestan muchas dificultades para completar la trainera femenina y se termina por desistir. No obstante se observa cómo la trainera masculina tiene una tripulación numerosa y competitiva, como así lo demuestra su buen nivel en los descensos en los que ha participado. Estos resultados significan que la preparación de invierno ha sido la adecuada y que la planificación diseñada por nuevo cuerpo técnico puede dar sus frutos en la competición de la ARC-2 en 2019.

1847
Llega a Castro Urdiales la primera trainera
1861
Castro consigue la victoria en la regata de traineras de Santander
1930
Los buenos tiempos de la trainera de Castro la hacen merecedora del apodo "La invencible"
1944
Castro gana el campeonato de España de bateles
1949
Castro se proclama campeón de España en trainerillas
1966
Se forma la Sociedad Deportiva de Remo Castro y Se celebra la primera regata de bateles de Castro
1968
Srd Castro gana el campeonato de españa de bateles
1970
Se construye la trainera "La castreña" y se gana el campeonato del Cantábrico de trainerillas
1973
I bandera de castro
1974
Se construye una nueva trainera "La marinera", Se gana el campeonato provincial y la copa de españa
1975
Srd Castro vuelve a ganar el campeonato provincial
1981
Se gana una vez mas el campeonato provincial
1998
Se rinde homenaje a los remeros veteranosde castro en la i bandera caja cantabria
2001
La marinera gana el campeonato de españa, la liga vasca y la bandera de la concha
2002
Victoria en la bandera de la concha
2006
Victoria en la bandera de la concha
2008
Campeonato de españa de bateles y trainerillas y Victoria en la Bandera de la Concha
2009
Liga San Miguel de traineras – Corona Caja Madrid, Campeonato de españa de bateles y trainerillas

Síguenos en las redes sociales

    

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: